Primero los chicos

Esa alegría de ver el trabajo expuesto

    Nosotras, habíamos llegado bien temprano. Mientras Vanesa armaba y saludábamos, ya estaban en el lugar quienes se habían encargado de todos los detalles para este tipo de evento con Elizabeth Noceda a la cabeza.

    Los últimos preparativos son los mejores, siempre cuentan con algo de nerviosismo aunque pasen los años y haya muchas exposiciones a cuestas. Pero para estos artistas bajitos era su primera vez en un sitio como este y se les notaba a medida que iban ingresando con sus familias. Conversar con ellos: una fiesta, más todavía cuando nos contaban futuros proyectos. Todo eso con el plus interno de refrescar mi entretela docente. 

   A la Profe Patricia le faltaba un babero, ya lo había observado durante el viaje y eso le agregaba todavía más belleza al encuentro. 

   Otro punto a considerar es esa dicha repetida, y siempre nueva, de los que venimos creciendo y nos encontramos con los hijos y nietos de vecinos con quienes hace tiempo la vida no nos juntaba. Y entonces viene el yo fui a la primaria con tu hija, en Fátima. Ahí es cuando reviso el disco duro a toda velocidad pero la memoria se hace endeleble, y vuelvo a mirar a la chica que ha crecido, y ¡vaya misterio de la vida! ¡la descubro en los ojos del nene pintor! 

 

 

   Mejor vamos a las obras, ese material que expresa el talento. Hay que decir que nos sorprendieron. No fue el derroche de color propio de la niñez, ni esa espontaneidad que los caracteriza, o sí, fue eso pero mejor callamos y  mostramos. 


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Patricia M. Bosco (miércoles, 24 mayo 2017 14:05)

    Hermoso!!!! Futuros artistas !! Divinos!!! Estoy muy contenta por todo!!!! Gracias!!!!! Beso!!!!!