Ganadores del Primer Hackaton de Vicente López

   Confieso que cuando leí sobre la convocatoria no tenía idea de qué se trataba. Amo las palabras y el ejercicio de desarmarlas. ¿Hacker y marathon?  Me aseguré buscándola y me asombré viendo que se refería a un encuentro muy frecuente en el mundo de la programación. Leí más y ahora comparto el parráfo de blog que me convenció de anotarme:  "Es una estructura organizativa horizontal donde se complementan los conocimientos y experiencia de cada persona con el fin de lograr un objetivo común y desarrollar soluciones concretas. Los logros individuales son importantes, pero lo es más la comunicación que se establece entre todos ellos. Por eso, para la comunidad educativa los hackathons son una experiencia muy interesante, ya que promueven el trabajo colaborativo, en equipo y está orientado a solucionar problemas. Todo el proceso de trabajo se convierte en una manera de aprendizaje. "  

   

   Luego de las acreditaciones, el desayuno y la bienvenida del Sr Intendente Jorge Macri, ya acomodados todos los presentes en el auditorio del Centro Universitario de Vicente López, los responsables municipales  de Educación, Tránsito, Salud, Seguridad y Medio Ambiente se refirieron a problemas concretos que los vecinos denuncian.  Tres situaciones muy concretas para cada área quedaron a elección de los presentes para trabajar en la búsqueda de una solución tecnológica de las mismas. 

 

   Por supuesto que elegí el área de educación, es lo que más me ha interesado siempre. Nos dirigimos a las aulas para encontrarnos con nuestros compañeros de equipo.

   Enseguida me gustó el primer problema: vincular a los que quieren enseñar  con quienes precisan aprender un tema. Pensamos en una plataforma colaborativa. Durante el resto de la mañana y toda la tarde nos abocamos al tema: la forma de presentarlo, de realizarlo, de difundirlo, de proveer de incentivos, etc.  
   Aunque no nos conocíamos,  enseguida se estableció un armonioso y rico clima de trabajo, pronto nos empezamos a llamar por el nombre y a aportar desde nuestra experiencia. 

   Finalizada la tarde pudimos entregar nuestro trabajo en la convicción de que era muy bueno y con la esperanza de ganar los premios.  

   Mientras el jurado resolvía y nosotros disfrutábamos café y delicias, broméabamos con un nombre para el equipo formado, ¿qué tal los magníficos? 
    

  Nos realizamos la selfie del caso, ya vendría luego la foto formal de la prensa. 

  Eso pensábamos pero ni siquiera obtuvimos mención. 

 

¿Perdimos?  No, claro que no, fue un evento en el que ganamos todos porque cada quien se llevó experiencia. 

 

 Nos despedimos contentos y agradecidos hasta el próximo hackaton. 

 

  Y vos, lector, volvé mañana que hay más aspectos para contar. 

¿sabías sobre la aplicación Mi Barrio? ¿tenés idea de los cursos cortos que se dictan en el centro Universitario? ¿Conocés sobre el Día Verde?  ¿Cómo se comunican las garitas?  ¿Qué otros aspectos se trataron en el hackatón?  

  Da para más.