De vinos y solidaridad

   Sentarse en torno a una mesa a conversar sobre las cosas que nos importan a los vecinos de un barrio es un excelente plan. Se enriquece aún más con semejantes interlocutores: Concejales Rosario Casaro y Marcelo Chocarro, del mismo signo político pero de dos generaciones diferentes y Gaby Daga, a quien presenté en ocasión de mi primera visita al comedor de Barrio Las Flores, cantautora y mucho más sobre quien -vuelve a ser un pendiente-  seguir hablando. 

 

   Picamos en varios temas pero es mejor digerir uno por vez así que empezaré por lo del vino solidario. 

 

     Resulta que Marcelo Chocarro es también sommelier y hombre de radio, así que desde el 2006 amalgama esas características  con un objetivo solidario: subasta de vinos que recauda para instituciones  de bien público. ¡Sí, el ciento por ciento a repartir entre las entidades elegidas!

    La próxima: el 29 de septiembre en el Cine Teatro York (andá agendando con tiempo) es la edición undécima. ¿¡Qué tal!? Y me han contado que viene batiendo records. Claro, porque la oportunidad es magnífica para hacerse de vinos de edición limitada o de partidas agotadas. Pero lo que más estimula es tener la seguridad de que colaborás para buenas causas. Varias entidades de nuestro Martelli están en la mira y recibirán el beneficio. Te las iré contando una a una, mientras repasamos cuántas cosas buenas que tenemos alrededor y en las cuales podemos inspirarnos para mejorar como ciudadanos.

 

    Les cuento, vecinos, que la Subasta Solidaria de Vinos 2017 contará con vinos de Rutini; Bodega y Viñedos Tikal Natural; Domaine Alma Negra; Bodega Chandon; Terrazas de los Andes; Catena Zapata; Bodegas Valentín Bianchi; Bodega Dolium; Bodega Altocedro; Finca Sophenia; Bodega Del Fin del Mundo; Consultora Umami; Bodega Tapiz; Finca Propia; Arístides, Viñedos y bodega Mendel; Dante Robino, Finca Decero; Bodega Cruzat; y Bodega O. Fournier, Tukma; Bodega Nieto Senetiner; Bodega Ruca Malen; Trapiche; Bodega El Esteco; Clos de los Siete; Estancia Mendoza; Freixenet; a las que se suma el reconocido Restaurante Oviedo.

 

    Hacé correr la voz, un encuentro que trae doble beneficio: el inestimable placer del buen vino y la maravillosa sensación de colaborar. 

    Mañana te empiezo a contar cuáles serán algunas de las instituciones beneficiadas. Es bueno e inspirador empaparse de sus actividades.