ATENEA. De feria y de diosas

  Las chicas usaron el nombre de la diosa griega para su proyecto. 
  A pesar de haber conversado mucho en reiteradas oportunidades con Claudia e Ivana, las gestoras de Feria Atenea, nunca les pregunté el motivo del nombre.

  No hace falta, puedo inferir que apelaron a ese cóctel de sabiduría, ciencia, justicia y estrategia que se le atribuye a la diosa griega. Una deidad mitológica de las más grandes, nacida nada menos que de la cabeza de Zeus. Una deidad que sobrepasó los límites de la cultura helénica para ser conocida como Minerva en la romana. No se anduvieron con chiquitas para elegir nombre e hicieron muy bien porque la feria lo merece. 

   La segunda edición de la Feria Atenea se realizó en "La Socie" el pasado domingo 6 de agosto. Tuvo de todo. Desde la posibilidad de almorzar, pasar un hermoso rato, comprar cosas lindas y colaborar con las Damas Rosadas de Vicente López. Sí, porque también se recolectaron juguetes que fueron donados para la próxima celebración del Día del Niño.

 
   Los chicos también la pasaron bien en Atenea, fuimos testigos del show de Burbujita. Una cantidad de caritas maquilladas lo admiraban extasiadas mientras confeccionaba sus tradicionales animales con globos.

  Nuestro payaso Burbujita merece un capítulo especial, igual al que tiene en el corazón de todos los que pudimos disfrutar de su arte en las conmemoraciones barriales. 

 

  ¡Se lo daremos! ¡Es que nos encanta! ¡Tiene toda nuestra admiración! 

      Nos gustaría también, de a poco, ir presentando individualmente a todos los artesanos que participan de la feria. A todos los que ofrecen productos de todo tipo. Son más de cincuenta así que será con paciencia, ¡pero con ganas! Y lo haremos en el orden en que se presenten. 

     Por ahora, vaya nuestra felicitación colectiva por el esfuerzo y la garra que le ponen. 

    Cerramos con la imagen del fin de feria. ¡ Gracias por la misma, Miromel! Esto no se acaba, Atenea cuya imagen sufrió varias transformaciones a lo largo de los siglos, incorporando nuevos atributos, interactuando con nuevos conceptos e influenciando otras figuras simbólicas se encuentra muy vital en la forma de feria en nuestro barrio. La gente quiere más, no hay dudas. ¡Fuerza, Claudia! ¡Fuerza Ivana!