El Día del Niño se estira, más en Padilla

  Ya les habíamos contado con placer y alegría varias fiestas dedicadas a los chicos. La buena noticia es que no habían acabado, ellos volvieron a ser los homenajeados el domingo pasado en la sede del Club Padilla. 

   Una fiesta llena de protagonismo, cosas ricas, diversión y muchos regalos. Toda la familia disfrutando, ¡porque encima! ¡cerró con murga! ¿Habrá alguien que no disfrute cuando baila una murga? Si el cuerpo se mueve sólo por escribir la palabra. Y más aún cuando se trata de nuestros caprichosos. 
   Bueno, bueno, no vale empezar por el final, sh sh sh  se puede perder la magia. 

  Así se esperaba a los homenajeados, todo planeado de antemano al detalle. Los comerciantes habían hecho lo suyo y los artistas se preparaban para encender la magia. 

 Cuando llegaron los chicos explotó la alegría, miradas iluminadas, el cuerpo en movimiento, todos los sentidos atrapando colores y ritmos. No faltó el metegol, ni los inflables, ni nuestro querido Burbujita. Algunas caras nuevas, todas especiales, luminosas, coloridas, expresivas al máximo nivel. Todos destilando belleza en lo suyo, dando lo mejor para que brote la alegría. 

  Algunos dicen que los chicos son un público difícil, por eso es más grande la satisfacción que brinda su atención, abierta, frontal, única. De eso saben bastante Chapa y Cartón, atraparon a los grandes y a los chicos. Quedaron enloquecidos, embobados. ¡Quiero entrevistarlos! Escribir sobre ellos, si, sí, sí!
  ¡Objetivo alcanzado!

 

    Y la frutilla del postre, la que se consume al final, fueron los Caprichosos de Villa Martelli, a punto de cumplir sus sesenta años de vida. 

 

   Ellos desplegaron su color y su ritmo, extendiendo febrero para que el carnaval se hiciera presente con su locura linda durante unos momentos. 

 

  Sí, los Caprichosos cerraron la fiesta y esta entrada de blog. Pero queda abierta la puerta para otras próximas, me gustaría hablar de cada uno por separado, ¿nos comunicamos? ¿sí?


  Un agradecimiento especial a Jessica Villalba por las imágenes.

 

  Para los vecinos que quieran ver más, están disponibles en su fanpage,  figura como Jessica Villalba Fotografía. 

 

   Y también los que están siempre, comerciantes de la Avda Laprida cuyos nombres figuran en todo: Jovi, Dulces Angelitos, Oye mi Lola, Thelmus. (Corrijan en los comentarios, agreguen si me falta alguien)

   Algunos nuevos otros antiguos, los grandes y los pequeños, los payasos, los artesanos y los pizzeros, todos los que ponen lo suyo.

    
   Gracias por invitarme.

  
   ¡Viva la gente que está de parte de los chicos!