¿Quién los maltrató de esta forma?

  Es mi costumbre iniciar la lectura de los diarios cuando todavía está oscuro. Se comprende mejor en el silencio, con un café con leche que termine de despertar las neuronas. Me funciona, pienso mejor y planifico a grandes rasgos el día para priorizar con "la fresca", una expresión que usa un vecino albañil por allá por la calle Güemes a quien hace mucho que no veo. 

   Después salgo a hacer compras y mandados de diferente índole. ¡Me encontré esto! ¡Tuvo que haber sido ayer, tarde tarde! ¿A quién se le pudo haber ocurrido semejante poda? Algunos vecinos se acercaron a hablar cuando me vieron tomar imágenes. Hablé con el barrendero, no sabía.  Esta vereda, que siempre está sucia, la única particularidad hermosa que tenía era circular por ella en el verano. Se obviaba mejor tanto abandono. El follaje verde y abundante nos cobijaba, nos refrescaba y, al mirar para arriba, olvidábamos un poco. 

 

  La Municipalidad no ha sido, me lo ha confirmado precisamente nuestra Delegada. 

  Ahora, mientras escribo, me pregunto quién pudo haber sido, ¿la empresa que nunca se ocupaba? ¿por qué no podó en su momento? Alguien que no se dio cuenta de que estamos en primavera, ¡justo en el día más bonito de esta semana!

 

   



  Ay! Barrio querido! ¿Qué han hecho con tus árboles? Incluso creo que faltan algunos, por los agujeros de la vereda en la esquina. ¡Tanta desidia primero y tanto corte después!

  Ay! Duelen los árboles, habrá que reponer , ¿no?