Pensando nuestros íconos

   Aquí están  Beatriz, Carmen, Albi, Verónica, María Rosa, entre otras señoras del grupo de jubilados "Unidos en Armonía". Fueron las primeras en llegar. De a poco, las voces de vecinos curiosos e inquietos  inundó la cancha de la planta baja de nuestra Socie.  Ninguno tenía muy claro de qué se trataba pero a todos nos unía la pasión por nuestras veredas. 

  Delante de nosotros se iba preparando el material, nos fueron repartiendo marcadores y grandes hojas de papel. La conversación se hizo cada vez más amena. ¿Dibujar? ¿Escribir palabras? ¿Contar una historia? Cada cual había venido con su bagaje, porque aunque todos recorremos las mismas calles es bien sabido que cada uno mira con los ojos que tiene y cada corazón ama a su manera. Nuestros paisajes, nuestras instituciones y nuestra gente se pintan de manera diversa en cada vecino. Pronto empezamos a ver que elegíamos como importantes lugares diversos.

  En la imagen el prestigioso diseñador Hernán Berdichevsky, Dolores Guzmán de Cultura y nuestra Delegada Katia Seguin. La tomé prestada del facebook de Katia, porque está llena de luz e ilustra lo que vivimos. Ellos fueron recorriendo las mesas, aclarando panoramas, intercambiando ideas, escuchando por sobre todas las cosas. 

   Dibujamos. Barajamos ideas y anécdotas. Nuestra mesa, bien equiparada por obra del azar, se narra bastante bien desde las imágenes que me ha enviado mi amiga de la infancia, la doctora Lina Loiudice con quien siempre comparto la tarde de los jueves. ¡Gracias por acompañarme,  Lina! Siempre ensanchás mi horizonte. 
   Los otros integrantes fueron: Juan Carlos Forte, de la Iglesia Bautista; Analía Garrido, orientadora de la Escuela N°20; Patricia Giuliano, quien se presentó como vecina quejosa, más bien participativa, coincidimos los presentes; la concejal Rosario Cassaro; el señor que entusiasmado con los hornos de ladrillo, lo primero que hubo en nuestro barrio y Gaby, alias gaviota de Martelli, cantante compositora y otras variadas yerbas.  Mucha riqueza en el conjunto, ¿verdad?

   El resto de las mesas también diverso, igual que nuestro barrio que se originó con inmigrantes italianos, españoles y minorías de alemanes, polacos, turcos. Ahora, en las últimas décadas también bolivianos y paraguayos todos en perfecta armonía.

   Hubo enorme participación de jóvenes, de las escuelas y del centro barrial. Ellos elegían otros íconos. La votación fue por demás interesante. 

   Quedaron  seleccionados Fátima, el colectivo 67, el corso de Laprida, los hornos de ladrillos y el periódico El Martelliano.

 

   Ahora es el turno de Hern´´an y su equipo. El año próximo nos volvemos a reunir. ¿Aprobaremos su trabajo?