Después de la caminata por los 108 años

    Como decíamos ayer, en la plaza nos recibió la voz de Ivana y un cúmulo de coloridas actividades. Una fiesta con todas las letras como suele decirse. Bien completa: amigos, música, cosas ricas y premios. Yo estaba con ansias de escuchar esta banda auténticamente martelliana donde toca el Patón hace vibrar el bajo. Siempre le digo que es mejor bibicletero del barrio, y no miento, porque yo no conozco a otro y es él quien siempre se ha encargado de la salud de mi descapotable rosa. 

   Por supuesto que le hice varias fotos exclusivas, como se hace con los ídolos y no deja de serlo aunque siempre le esté recriminando que se levante más temprano que la bicicletería tiene que estar abierta antes. 
    Debo decir que Los jueves atrapó a toda la audiencia y nos llenó de energía. Por aquí y por allá los chicos bailaron felices jugando con los globos y los adultos también, muy especialmente en el último tema que cerró a puro entusiasmo, incluso de los más mayorcitos. Tengo un video que lo prueba y que veré de subir cuanto antes, aún sin editar porque ¿a quien no le gusta ver felices a los vecinos en nuestra plaza?

   Ellos también estaban bien preparados. Nada como una parrilla al mediodía, hum, si el humo convocaba a gritos. ¿Será por eso que justo cayó el Intendente? Me han contado que compró una cantidad de chorizos para que fueron rifados entre los presentes. Buen gesto entre otros que contaré mañana junto a las fotos que vecinos me enviaron al whatsapp. ¿Quieren creer que apareció en el momento exacto que volví a casa por un ratito? 

   Mañana sigo, ¡falta Atenea que latía alrededor!