Libélula que crece

    A veces, no podemos imaginarnos que nuestras vecinas puedan diseñar y confeccionar carteras y accesorios de lo más bonitos y prácticos. Hace unos años me sorprendí con alguien que eligió una libélula para sus creaciones, bien hecho porque tienen mucho vuelo, ¡y ella también! Por eso hoy quiero presentarla. 

 

 

Claudia, madre de tres y maestra de muchos, ¿por donde comenzar a pincelar su vida?

Acá en brazos de su papá, martelliano de pura cepa que la cuida e inspira desde el cielo. Se nota que lo había embobado, fíjense cómo la mira.

 

  A veces me pasa cuando la encuentro en las ferias, es muy interesante conversar con Claudia, cualquier tema. 

 

  ¡Vamos a donde la conocí!



 

  

  A Claudia, la inquieta creativa de Miromel que sigue creciendo con la línea MiKa, la descubrí en una feria aniversario de RT Studio. Ese día me quedé enamorada de sus carteras y bolsos por la calidad de los materiales y la prolijidad con que estaban hechos los mismos. 
 Con los años va incorporando diseños que observo en diferentes ferias o en sus posteos tempraneros antes de irse a trabajar. Porque Claudia ejerce la docencia y en la vida también es una maestra con todas las letras que puede convertirse en actriz y sorprendernos otra vez de su ductilidad. 
    En la imagen actuando en una comedia musical. 

  Acá disfrutando con sus compañeras de zumba, a su lado, la primera de la izquierda, la profe María Gironelli y unas cuantas caras conocidas y queridas del barrio y las diferentes ferias donde la zumba es el broche de oro. ¡Derroche de energía verlas todas juntas!



 A Claudia le tiran las tablas, como suele decirse. 

 

Volvemos a verla actuando, esta vez en Teatro In, ese grupo que enseña, sueña y practica en la calle Talcahuano.

 

 ¡Ya contaremos más! Sabemos que están preparando obra y no queremos faltar a la puesta en escena de la misma. 

 

  

    No le puede faltar un sitio para la amistad y el compartir, en este caso con sus compañeras de la secundaria, que vieron nacer a Miromel y le caminan cerquita. Alimentan a la libélula, ¡y lo bien que hacen!

    Con tanta riqueza dentro la vida impone abrir canales de expresión y la incansable Claudia se busca unas horas para sus trabajos. 

La libélula, en casi todas las partes del mundo, simboliza el cambio en la perspectiva de la auto-realización, la madurez mental, emocional y la comprensión profunda del significado de la vida. Cuando contemplo la expresión de su cara mientras controla el caminar de la tela en la máquina me figuro que Claudia eligió muy bien y mi pensamiento se estira hasta la poesía de Rubén Darío. ¿Recuerdan la famosa Sonatina? Allí la  princesa quiere ser golondrina, quiere ser mariposa, quiere tener alas ágiles y ligeras como las de la libélula y así como ella volar y volar.   "Ir al sol por la escala luminosa de un rayo,

 saludar a los lirios con los versos de mayo,

 o perderse en el viento sobre el trueno del mar"
    Grande Claudia, a seguir el vuelo a pura ala, alas más grandes que el cuerpo, como la libélula que te inspira. 

     Durante este fin de semana podés encontrar a Claudia y sus trabajos alados en la Feria de las Colectividades.

¡Acá en Martelli!

Mitre y Laprida.