Entrega de tejidos, prendas y libros

  En el día de la fecha, hace un ratito nomás, fueron entregadas las prendas tejidas en el taller que Sandra Brito dicta en el salón de la Iglesia Adventista de nuestro barrio. ¡Ese taller que te conté desde el comienzo y que hizo la muestra hace unos días! Mañana de mucho frío afuera pero calor en el corazón. Propicio el día para el tejido de lana: escarpines, guantes y mantitas. 
  En la imagen de arriba, de izquierda a derecha Rosendo Boidi, Javier Morel, Silvia Dorso y Sandra Brito.

   Otra vez, de izquierda a derecha en la imagen: las damas rosadas Graciela Grillo, Silvia Dorso y Sandra Brito coordinadora del flamante taller de tejido. La conversación es breve pero intensa. Las protagonistas no están, son las mamás de la residencia, las que viven y las que transitan. Esas mujeres cuyos hijos prematuros o no, recibirán el calor de las manos amigas. Otra vez el pequeño cuartito de las "Rosadas" se convierte en usina de solidaridad,  conmueve a los que llegan y les insufla el deseo de volver con más. La transparencia grita en las palabras de Silvia: el que da sabe que lo donado llega y entonces las ganas de hacer se multiplican ¿qué más podemos traer? pregunta el Pr Rosendo Boidi desde atrás mientras las mujeres van vaciando las bolsas. 

   La conversación es breve, hay mucho trabajo para hacer siempre, en la residencia y luego también. 
  "Después las mamás se van pero seguimos en contacto, se comunican por intermedio del facebook porque sienten el apoyo nuestro y nos van llamando, necesito tal cosa: una estufa... " dice Silvia evocando ese acompañamiento que realizan. 
    Otra vez se renuevan las ganas de narrar. Otra vez se actualizan en un bebé que nace abrigado. Otra vez una institución del barrio protege la vida y los vecinos estiran sus brazos. La palabra GRACIAS se repite desde los dos frentes: el que da y el que recibe. 

    Nos despedimos pero nos mantenemos en contacto. Me subo feliz a la bici buscando las palabras para contarlo mejor en las veredas tantos años transitadas. Pienso, aunque las tapas de los diarios no nos regalaron buenas noticias en el día de hoy, esta gente hermosa existe y la solidaridad también.