Entornos saludables

    Le doy la bienvenida a María Jimena Ripa, vecina y nueva columnista. Nos conocimos cuando ella tenía su negocio en el vecino barrio de Olivos. Le pregunto cómo la presento y me dice que justamente está trabajando en no definirse pero me dice que es Reikista y lee Registros Akashicos. Conversamos, me entero que estudió sin recibirse Biotecnología con orientación en Genética molecular, luego Terapia Ocupacional y por último Zoología. Siempre estuvo transitando un camino espiritual. Yo la conocí por los orgonites y me llené de curiosidad, apuesto que te pasará lo mismo. Leé y llamala, te explicará mejor aún y, ¡seguro! vas a querer hacer de tu casa un entorno más saludable.

 


 “Utilizando estas comunidades celulares como modelos, llegué a la conclusión de que no somos las victimas de nuestros genes, sino los dueños y señores de nuestros destinos, capaces de forjar una vida llena de paz, felicidad y amor” Bruce H. Lipton – La Biología de la Creencia –

Durante mucho tiempo estuve en busca de la felicidad, luchando, resistiendo, teniendo razón, alzando la voz, peleando, sin descanso. Hasta que un día mis fuerzas se fueron, me agote por completo, y me quede vacía. Ese día maravilloso, donde ya no tenía nada, comenzaron a llegar mensajes de amor a mi vida, para de apoco ir reemplazando el miedo y la culpa por Amor.

Una de las cosas que se convirtió en parte MI VERDAD fue la maravillosa investigación del doctor Lipton, biólogo celular. Él nos describe como nuestras células, nuestro ADN, se ve afectado por nuestros pensamientos, gracias a los efectos bioquímicos de las funciones cerebrales. Él nos explica como los genes y el ADN no controlan nuestra vida, sino que es el ADN el que está controlado por las señales procedentes del medio externo celular.

Al poco tiempo comencé a trabajar en mi cuerpo, mi alma y mis ambientes, mi casa mi lugar de trabajo, entendiendo que todos forman parte del entorno que modifica mis emociones, pensamientos y así mi ADN. Si me siento cómodo, a gusto en mi casa, será una un espacio maravilloso donde trabajar con “mis herramientas” las emociones, la energía que quiero experimentar. Así que me propuse transformar “mis espacios”

Y como muchos concuerdan, para transformar algo, primero tenemos que aceptarlo tal cual es en su totalidad. Y así nos llevara a una profunda conexión con ese “algo” para integrarlo con mis ser. Por lo tanto como primer paso deberíamos aceptar nuestra casa tal cual es, con todos los “demonios” que en ella habiten, (entendiendo por demonio todo lo que no me gusta, humedad, vecinos, mala energía, etc). Al hacernos uno con nuestro ambiente (cuerpo, casa, lugar de trabajo, barrio, país, planeta) podremos desde adentro con nuestra conciencia conectada como parte de un todo comenzar a ver las nuevas posibilidades.

Así también me encontré en este camino con técnicas y herramientas maravillosas, que me sirvieron para generar armonía en mis entornos. Les presento alguna de ellas, con la esperanza que puedan tomarlas y utilizarlas si les gustan y como les gusten, entendiendo que no hay fórmulas, que todos somos diferentes, que todos podemos compartir nuestra verdad, pero cada uno de nosotros debe tomar lo que le sirva y construir la suya propia.

 

 Orgonites:

Es un dispositivo para la purificación y armonización del medio ambiente. Recicla la contaminación electromagnética, absorbiendo y transformando la energía desordenada que se produce con los electrodomésticos y conglomeraciones de Torres transmisoras (antenas celulares, tv, radio y sobre todo WIFI) en energía limpia, armónica y vital.

Un orgonite es un dispositivo compuesto por virutas de metal y resina poliéster en proporciones iguales, con un cristal de cuarzo.

Funciones:

1-      Transforma la energía etérica negativa de tu hogar y entorno, en energía vital saludable.

2-      Inspira en el ambiente una sensación de Optimismo y de energía positiva

3-      Ayuda a restablecer la pulsación natural bioeléctrica, para mantener un estado de salud equilibrado.

4-      Desarma los bloqueos energéticos, alejando las personas de influencias negativas y parasitarias.

5-      Realiza un Balance energético del ambiente, reionizando cargas, aliviando dolores de cabeza producidos por largas exposiciones frente a computadoras y pantallas de televisión.

6-      Ayuda a las plantas a crecer mejor y a los organismos bilógicos a mantener un equilibrio energético.

7-      Frecuentemente induce un descanso reparador y potencia los sueños lucidos.

8-      Mitiga los efectos nocivos de la radiaciones EMF (radiaciones electromagnéticas), permitiéndole colaborar con un mundo más limpio, solidario y respetuoso.

9-      Potencia los sentidos psíquicos innatos, favorece el despertar espiritual y la expansión de la conciencia

 

“Utilizar Orgonites es colaborar con un planeta más sano”