De vinos y solidaridad, VII

  Alegría durante la reunión previa a la Subasta Solidaria. Más de veinte ONG's  serán beneficiadas de las cuales cuatro corresponden a nuestro barrio. 
   Durante el trascurso de la reunión, plena de calidez, Marcelo Chocarro presentó a cada una de las entidades y las aplaudimos con fuerza y ganas, su trabajo cotidiano lo merecen. Cada organización aporta lo suyo para que vivamos en barrios mejores y eso es motivo de celebración y cuidado. 

  En la imagen de izquierda a derecha: Roberto de Farmacia Roma, quien escribe, Marcelo Chocarro, Isabel de Uniendo Eslabones, Verónica de Recalculando Norte y Virginia de Ideal Jeans. Roberto y Virginia en representación de nuestros comerciantes comprometidos en lo que llamo "pintar la aldea".

  Los fotos hablan. En la reunión estuvo hasta la Tv y se generaron intercambios entre las agrupaciones. Las manos de Isabel (Uniendo Eslabones) van de su corazón a la boca cuando Roberto (Farmacia Roma) le ofrece remedios para sus nenes de Chaco. Muchas otras me las habré perdido que los ojos observan finito pero la solidaridad es interminable. 
Esta subasta me lleva a hacer  analogía con una moda que vi gestarse en España e Italia: celebrar bodas en viñedos y bodegas. ¡Qué mejor lugar para celebrar el amor? En el viñedo está el inicio de una cantidad de acciones amorosas, que con tiempo, producen el elixir de los dioses, símbolo de celebración por naturaleza. Vi fotos hermosas de blancas novias entre barricas y en plantaciones. Imágenes que se repiten multiplicadas y maridan sabores con las propias cada vez que un vino se descorcha. ¡Qué bueno asociarlo a la generosidad! ¡Cuánta alegría y ´plenitud puede aportar el vino! 

Los que saben explican que el vino se completa en tres etapas: el ataque o primera impresión, la evolución que es el cambio progresivo de los sabores y por último el final de boca en la que se detectan las mejores cualidades de un vino. Allí están el ácido, el dulce, el salado y el amargo. Igual que en la vida. Igual que en todas nuestras organizaciones humanas. Igual que en esta Subasta, única en nuestro país, todas tienen todos esos condimentos. ¡Que sea un éxito y supere como siempre todas las ediciones anteriores! Chin chin.