Germán de plata, ¡y también de oro!

     Germán, el ídolo de hoy, es el más alto de la imagen, el arquero del equipo de fútbol ganador de la MEDALLA DE PLATA en las recientes Olimpíadas Especiales. Los chicos participaron con la institución educativa Mi Mañana y despertaron enorme alegría en el corazón de sus familias y amigos. Otra medalla en el barrio. 

    Como atestiguan las imágenes, Germán Rusconi ya había sido ganador del ORO en Natación el año pasado , el deporte que practica desde chiquito y con el que cosechó ese medallero que cuelga en la pared. En conversación con su mamá Graciela, vamos repasando el camino de lucha y esfuerzo que todo deportista transita. "A Germán todo le ha costado más" dice y, al principio, no la comprendo bien. Se refiere a que a Germán no se le nota su discapacidad. Es verdad, no se nota hasta que habla. 
    Germán pertenece a familia de deportistas que lo estimularon en todo lo que tuvieron a su alcance. Jorge, el papá, federado en Voleyball, ha sido acreedor de alguna medalla y trofeo de allí. También practicaron dicho deporte sus hermanas Romina y Lía. "La única ojota es Nuria" dice Graciela y nos reímos porque al principio no caigo en que ojota se le dice a quien no tiene capacidad para el deporte. ¡Vaya! Hacía tiempo que no escuchaba la expresión. Nuria es más intelectual.  Mamá Graciela combina actividades, supo jugar Basquet y debe de haber sido buena. "Mi mamá también jugaba, en Estrella federal" agrega con la voz entusiasmada. Si seguimos nos encontramos con más deportistas en el árbol genealógico pero el ídolo de hoy es únicamente Germán y su equipo de la escuela. 

   No me canso de felicitarla a ella mientras me cuenta peripecias. Detrás del deportista, toda la familia entrenó o puso el grano de arena que se precisa para que el éxito sea logrado. 

    En el comedor de los Rusconi están expuestos un montón de portaretratos con las fotos familiares. Cada cual cuenta un momento que se enreda con el otro y habla fuerte, junto a placas enmarcadas del Club de Leones, de una familia que ha vivido con intensidad. La educación, la lectura, el deporte, el servicio al otro, son valores eje ilustrados en cada objeto. 

    ¡Qué buen momento! ¡Cuánta alegría es constatar que se puede en cualquier circunstancia! ¡Qué lindo es poder contarlo e intentar la mayor difusión posible!  ¡Felicitaciones a Germán por la plata! Y a todos los Rusconi porque son una familia de ORO.