De animales, de maltrato, de vacío legal

 El sábado 20 asistí con mucho agrado a una reunión en la querida casa de RT estudio. ¡Cómo aprendí, barrio querido! La imagen nos es lo buena que me gustaría pero allí están los tres. Te cuento, de izquierda a derecha: Marcelo Chocarro, organizador de la charla y disertante;  Blas Matías Michienzi,  único fiscal antimaltrato de Ciudad de Buenos Aires y Verónica Lomongiello, el ángel de las mascotas en el barrio y mucho más allá de sus límites.

   Abrió la charla Verónica haciendo las presentaciones del caso y luego continuaron los abogados a  pura claridad frente a un auditorio que, aunque muy empapado en el tema estaba ávido por más. Interdisciplinaria la convocatoria, le aportaban riqueza por donde se la mire, los veterinarios y proteccionistas presentes. Teoría y práctica se amalgamaron y los testimonios variopintos también. Violencia, abandono, tracción a sangre, criaderos, venta de animales exóticos y hasta abuso de tipo sexual, pobres animales, yo suponía que habían sido desterrados semejantes males. "Es que hay un vacío legal" expresó Baamonde, titular de Zoonosis en nuestro municipio, mientras tomaba notas con seriedad en su agenda. Todos coincidieron. 

  Fueron dos horitas de fuerte intercambio entre los proteccionistas y de enorme reflexión y aprendizaje para mí. Flotaba en el aire la necesidad de más porque todos se aunaron en el deseo de repetir estas reuniones y, además, supe por Vero que había quedado mucha gente afuera. 

  No quedaron preguntas sin responder pero sí un deseo ferviente de hacer efectivo el cumplimiento de la Ley 14.346 que existe pero no se aplica en la práctica.

   Todos los presentes, unidos en la misma causa, quedaron agradecidos pero con sabor a poco. Saben que reunirse, planear y exigir es necesario. Que esto es un paso.  

  Alicia Introzzi de Aimales de Vte López y gran luchadora que conocí en la radio, dijo:  es esperanzador, desde ya un puntapie inicial,  hay que seguir peleándola para que se avance, que la Pcia. de Bs. As. tenga sus propias fiscalías, y cada municipio: sería  elemental.  Esto nos da la fuerza para seguir y no sentirnos tan solos, es realmente un mimo para el mundo animalista.


    Mientras desataba la bici para ir a casa me sentía contenta, mucho, de haber asistido a una reunión de este tipo aquí en Martelli. Una buena manera de celebrar, justamente en la tarde del Día del amigo. Amplia satisfacción de conocer gente que defiende una noble causa.


 

"Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente está en peligro de menospreciar también la vida humana",

Albert Schweitzer, premio Nobel de la Paz 1952.