Alegría para el Club Laprida

  Los clubes de barrio son un  el espacio socializador por excelencia. Las variadas opciones que ofrecen cada vez son más indispensables para los jóvenes, y esta gente lo sabe a fuego, por eso le pone el hombro.  Tuvimos el honor de hacer el bloque semanal de radio con el DR. Aldo Invernati y el Sr. Luis Andlovec. Ejemplo de vecinos martellianos en varios frentes, por antigüedad y servicios se merecen aplausos de pie. Ambos entregan su tiempo en el reconocido Club Laprida, un sitio que ha ido cambiando su cara a lo largo de las últimas décadas y del cual tengo muchas ganas de escribir.  

 

  Para empezar, lo hago por lo más importante, la variedad de actividades que se pueden practicar en el mismo, a cualquier edad, pero sobre todo los jóvenes. ¡Bien ahí! Además de cultivar el cuerpo podemos asistir al laboratorio de expresión a cargo de Jazmín Herrera, o leer los libros que han puesto al alcance de todos los vecinos. Me gusta imaginar que los asistentes conjugan deporte y lectura y se sientan a leer mientras esperan las clases, ¿será? 


  Esto sigue, porque nuestro querido Club Laprida ha presentado su proyecto en el Presupuesto Partidipativo de este año y ha conseguido el voto de los vecinos para realizar importantes mejoras, por ejemplo el indispensable baño de discapacitados. 

¡Qué alegría tan honda dar la noticia en nuestro programa! 

  Como te dije, esto sigue, porque está bueno imaginar el futuro mientras refrescamos la historia del club de manera paralela.
  ¡Gracias, Aldo!