17° Bicicleteada Martelliana

El domingo 3 de noviembre se realizó la 17° Bicicleteada martelliana. Cada año la organiza la Asociación de Entidades de Bien Público de Villa Martelli.

(Me tomé cuatro días para contarla y continuaré seguramente volviendo a ella con acotaciones porque es la actividad que más me gusta de las que realizan las Entidades de Bien Público).

Nuestro barrio tiene muchas particularidades que amo y, cada vez que escribo vuelvo a disfrutarlas. Por ejemplo, es el único de los nueve barrios que integran el Municipio de Vicente López que cuenta con una organización que nuclea entidades y se reúnen para apoyarse entre sí. Para organizar la bicicleteada familiar, por ejemplo, todos colaboran, incluso los comerciantes con “el Patón” a la cabeza, que no solamente dona una hermosa bicicleta para sortear entre los participantes sino que también se ha presentado el domingo con la banda de rock en la que toca el bajo: Los Jueves Rock.
La banda del Patón como suele llamarla la gente, ya que es el más famoso bicicletero del barrio, está compuesta por

Matías Meneghini - Vocalista 

Javier Silva - Primera Viola y Coros

Gustavo "Paton"- Bajo

Luis "Pumba" Sotelo - Batería

Lucas Bustamante: Guitarra, Armonica y Coros


Ahora que se ha puesto de moda hablar de inclusión, me gusta señalar este encuentro familiar. No importa si podés pedalear o no, incluso tampoco que tengas bicicleta o que sepas andar. Los más pequeños y los abuelos, esas dos puntas valiosas de la vida, se suben al trencito de la alegría. Se ha dado el caso de una vecina que no mantiene el equilibrio y se presentó con una especie de triciclo de almacén. Lo importante son las ganas y los encuentros que se dan. Este año se destacó una bici tuneada con un montón de ositos de peluche: La bici del abuelo, decía.

Las familias van enteras, con la seguridad que el personal de tránsito nos cuida. Por supuesto que yo asisto con mi descapotable rosa desde la primera vez. Siempre me encuentro con vecinos antiguos o con gente nueva como en este caso en que me llenó de alegría ver a Mely, una compañera de Fundación Camino. Y más vecinos, por supuesto. La bicicleteada tiene eso: antes, durante y después se producen conversaciones necesarias entre los que vivimos bajo el mismo cielo pero, en las contingencias del trabajo, no nos damos la oportunidad de intercambios.
Hicimos la parada de descanso en Plaza Almafuerte donde nos regalaron Gatorade y barritas de cereal. Al llegar nos esperaban en Plaza Vienni con las parrillas a pleno, otras exquisiteces y sorteos.

Como si fuera poco este año también estuvo la Feria Atenea que convoca artesanos del barrio, el conjunto folklórico Brisas Norteñas y la animación a dúo de Ivana Valoroso y Mario Blanco. El programa completo excede este espacio, te invito a  mirar los videos que subí al grupo y al la fanpage. Dale, sumate a nuestro Facebook o Instagram, leé y participá. Nos hace bien enterarnos de la vida de nuestros barrios, esa vida que existe pero que no tiene prensa grande.